Covid-19: cómo higienizar los alimentos

Si bien aún no se tiene certeza sobre el origen exacto del virus Covid-19, más conocido como Coronavirus, la presencia de la pandemia implica la modificación de las rutinas diarias de la mayoría de las personas.

No solamente se han visto alterados los horarios de sueño, comidas, recreación y hasta ejercicio, sino que también se han puesto en práctica protocolos de higiene y saneamiento tanto fuera como dentro del hogar.

Dentro de los organismos públicos y privados que siguen funcionando, la limpieza queda en manos de empresas como Star Union, líder en desinfección de espacios de alto tránsito. Sin embargo, al interior de cada hogar, este aspecto es responsabilidad de sus habitantes.

La manipulación y la cocción de los alimentos es uno de los aspectos claves para evitar la contaminación y la propagación del virus.

Transmisión del Coronavirus a través de los alimentos

Aunque el Covid-19 tenga una velocidad de propagación muy alta, lo cual ha llevado a que se diseminara rápidamente por diferentes países y regiones del mundo, no hay pruebas fehacientes que indiquen que el virus pueda ser transmitido por los productos alimenticios.

No obstante, el Coronavirus persiste en superficies de diversos materiales como plástico, metal, cartón, vidrio y acero inoxidable. 

Sin embargo, el virus se vuelve inestable con factores externos como la humedad, el calor y la ventilación. Además, no sobrevive por mucho tiempo en espacios donde se cocina a altas temperaturas ni en donde se han aplicado producto de limpieza como jabón o detergente.

Consejos de higiene en la manipulación de alimentos

Si bien en un principio estas pautas estaban destinadas a trabajadores de la industria alimenticia en todas las cadenas de producción y distribución, la propagación de la pandemia del Coronavirus ha extendido estas recomendaciones al público en general, incluyendo a los consumidores finales.

  • Limpieza de ambientes y superficies

Tal como mencionamos antes, hay que desinfectar mesadas, electrodomésticos y superficies donde se cocinan con detergente o jabón elimina bacterias y gérmenes, así como también polvillo y grasa.

Luego de su aplicación, es conveniente enjuagar las superficies y desinfectarlas con lavandina diluida en agua. Es fundamental no alterar el orden de los pasos de limpieza ni mezclar los productos, dado que sus propiedades podrían alterarse reduciendo su efectividad.

  • Manipulación alimentaria

Al comprar los alimentos los consumidores deben cada producto con una solución de 2 cucharadas soperas de lavandina en 1 litro de agua potable.

Antes de iniciar el proceso de preparación de alimentos, es necesario lavarse las manos con agua y jabón o bien con un desinfectante a base de alcohol. Este procedimiento debe repetirse después de manipular alimentos crudos, residuos, de ir al baño, de fumar, de tocar dinero, sonarse la nariz o toser.

Las verduras y las frutas se deben desinfectar cuidadosamente, en especial aquellas que se comen crudas. En el caso de los vegetales de hoja, hay que limpiar cada una de ellas por separado.

Si querés conocer más sobre limpieza en oficinas o establecimientos públicos, en el enlace https://starunion.com.ar/donde-limpiamos/oficinas.html vas a encontrar la información que necesitás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *